CONTENIDO DEL BLOG


12 de diciembre de 2017

trastoque



se ha descubierto que
sólo caben tres días
en la memoria de las ardillas

tras tocar el diáfano/ me traga la ilusión
de transparencia: mi parte en obra ajena/ ese
acento que cabe a la mirada
                            cuando difuminan sombras
las cenizas negras/ el combustible acaba
de arder y vuelvo al punto de inicio

tan solo tres días

es cuanto me basta: una memoria de ardilla
que insiste en cada hoyuelo/ en todo hueco
tras tesoros de un tiempo de madera

© Carlos Enrique Cartolano.  Abarrotes –de forma-, 2017

Ilustración:   Mónica Marioni (c)

tierra y jinetes



((para Rubén Melero
pensando en todo porvenir))

no de piedra: la suma de fragmentos
desgrana y resulta innumerable/ arena es murmullo
del transcurrido/ y polvareda le dicen campo adentro
a esto que vuela/ no a cuanto oculta:
porque patrimonio del deseo es condición de ver
aun develar cuanto la máscara ocultó el recuerdo

         hay palmas del aire/ corceles arriba trote abajo
soy la tierra/ ala misma/este vientre que sujeta/ la voz
un tono hasta matiz en otros/ el silbo en las almenas
y la vana nómina de libros sin leer:
         sólo un amor/ el auténtico bate
y tampoco es ceniza

© Carlos Enrique Cartolano.  Abarrotes –de forma-, 2017


Ilustración:  Bajorrelieve atribuido a Fidias

infiniforma



no preocupa su fuga/ es porque vuelve sin faltar
y muta a mitad de camino es diferente/ de mojado
me copia en estallido
                   el agua suma infinito/ y no es informe
amorfa o contrahecha/ es simplemente cuerpo
líquidos recipiente y despedida/ con ella todo tiesto
es océano y sexto mar a medida de pileta/ es agua
de ida raíz y vuelta en torno o por debajo

sin forma: espejo en cada nombre/ abre y expulsa su saliva
húmedo sexo del planeta/ parición y vientre/ escarcha
y bruma/ lánguida tronante

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –de forma-, 2017

Ilustración:  Félix Vallotton (c)

9 de diciembre de 2017

aire



de respirar se encarga la imaginación/ ella
es el propio mundo diferente cada día

sé que jamás duerme/ en oscuridad levanta andamios
limpia cinceles y pincel

aunque es claro que la baten tormentas
sus vendavales de doblez/ quiero decir: el desamor

por eso suma memoria/ de esta son ciencias fuerza
y la capitanía

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –de forma-, 2017


Ilustración: Dora Maar ©

tempoadicto




aunque los rechace la piel/ traza el tiempo
en mí sus relojes/ son plazos y señales/ esas
muecas que acusan alma-adentro los sentidos

nada puede postergarse/ y otra vez pierdo yo
la cuenta: para todo hay/ habrá oportunidad
dos agujas recorren esfera en mis puños/ vivo

a expensas de llegadas y partidas/ regresos
del pie a la huella/ señas de porvenir/ marcas
allí donde nombres y amor tiznan grave

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –de forma-, 2017


Ilustración: Reloy Astronómico de Praga

7 de diciembre de 2017

mi forma




acaso hay forma previa/ apila su cohesión
la brizna aunque no alcance el ojo/ restan dios
y lógica a la materia común sin que interese
este/ mi individuo

forma es cuanto veo/ antes el marasmo/ sólo
una escalla allí donde miguel ángel vió en david
su pubis o arquetipo/ donde vitruvio
comprobó con reglas y plomada/ sin antes

lo ven: soy peón de halagos/ fácilmente
moldeo ápices de verdad entre las manos/ llega
en mí la forma/ me revela su marea/ voy
a medida de causas a final

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –de forma-, 2017

Ilustración:  El Greco

forma de



de forma yacente a mujer en pie/ de pike
la dama o reina negra persigue un par de manos
sobre el tablero/ sin alambres ni cocientes
no hay previstos/ tampoco estadística

tras el manto es/ esto que asoma y lo que resta
cuanto cubra y me falte alumbrar/ el aire
y la circunstancia

de mujer virus encima o por debajo/ forma de
mi condición de entrar/ quedarme quizás

es el tatuaje/ un rulo/ eso que su piel contiene
y cuanto logre imaginar

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración: Joss Stone ©

4 de diciembre de 2017

deforma



de óntico y
ontológico

persigo una forma/ acaso quien va detrás de mí
ella: píldora del hiato y la cesura/ la dueña de espacio
vacante/ es molde líder de cuanto crece o disminuye

y apropia mi adicto/ este llanto mío diente prendido a
pezones difusos/ desde  mecanismos vida-muerte: yo
suicida o insomne pendo del frasco de forma

carne o cuanto contiene/ raíz o cifra si el deseo disipa
necesito saber ahora a-más-tardar-hoy/ hasta qué
concavidad es capaz de ser convexa esa forma/ nombre

de mi esqueleto/ hasta dónde llega aquí paso traslaloma
en qué difiere un conocimiento de mi existencia/ adicto
ferviente amador de mi nada/ la noticia por venir/soy

esto en mí maleable/ cuerpo: anatomía mutante/ le digan
mundo a humana de todos piel y labio/ porque existe
me mira al responderme/ y en su forma mama mi adicción

© Carlos Enrique Cartolano.  Abarrotes –de forma-, 2017

Ilustración:  Pixabay (c)

sietes



mercenarios de filo y contrafilo/ o comerciantes
que mantienen ejército y espada/ en qué otra cosa
apoya pies la realidad
                   las copas servirán sólo en recuperar
sueños perdidos/ y los bastos de tutela
para un viñedo numeroso

                   poco o nada vuela/ hay odio él horada
territorio: el músculo afirma y la visión es mano
hay malevaje/él siembra con sangre la discordia

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –mazo de naipes españoles-, 2017

Ilustración:  Wikipedia (c)

regresos



si alguien chorrea sangre por la boca/ siempre hay otro
que no puede esconder las manos sucias/ quien acata
órdenes pone taludes a la corriente y ahoga el canto
de la tierra
         437 años después de abrirle puertas al despojo
aún no lava culpas buenos aires/ vuelvo de la hipocresía
de señoritos ciegos sordos/ de un idioma que ya no cifra:
cuerpo violado/ precio vil del pan común

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración:  El territorio (c)

2 de diciembre de 2017

todo



tanto por escribir/ mi viaje su tensión
por delante la ruta/ rocío/ adivinanzas del
amanecer

         allí detrás se nota el mundo pero
es insensible piel del mismo cuerpo/ tanto
por decir/ y todo escrito

mudo/ ciego sobrevuelo nidos nocturnos
sin huevos ni estallido:  fugó la esperanza
desconocés su itinerario

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración: Karen Woods ©

confluencia



hay quien copia auras en mi cuerpo
sus manos despojan de enemigos
quitan la sed/ cobijan y rescatan del marasmo

         otra es mi sombra:  huella un tiempo
de pájaros sobre el alféizar/ cuando
nuestras aguas de interior fluyeron apareadas

         el suspiro de primera vez aún entibia

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración:  Darío Viejo

devoluciones



desde aquí la profundidad amarillea/ van ocultos
aún los casos de la noche y a mis espaldas
gotones desaguan final de sueño/ entre despertar y
vigilia resta una franja de razones: inventarios
de día atrás hasta un mediodía porvenir/ de ocultamiento
a brillo y de imagen que la lengua memoriza a
coronación del verso/ tras-tris-trac chasquea la
palabra entre mente y sexo/ fronda y planta/ y sólo vuelo
decolan carnes/ fotos/ mi antigüedad: esto devuelve
un paraíso de colón cada mañana

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración:  Chelin San Juan ©

29 de noviembre de 2017

de palabra




… Cuántas formas de volver tiene la ausencia.
Valeria Pariso –Triza-

un sol posible ilumina más allá del horizonte/ sólo
es claridad/ falsa quizás/ el día puede revertir en noche
cerrarse al fin el ojo/ pero infinitos cuartos hay
en la memoria y en cada uno habitación de quien supera
hueso y tacto

sólo el olvido vistió sayo de ausente/ la esperanza es
atavismo/ quién puede llamarse lejos-fluido-o-visible/ es
referencia en verdad el rótulo del mundo: la población
es distinta en cada cual/ nadie ha muerto ni se aleja
quien fue/ renace

ahora listan rosa y celeste las siete amanecidas
y me detiene el poema ocho/ magias
de una referencia: late en valeria
una triza/ el fragmento más pequeño:
flor y mundo/ cuanto trice de palabra

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración:  Erwin Blumenfeld

quetzlcoatl




se duele el cuerpo duele en filos/ número
y verdad/ cuánto falta pregunta por amoldar una
huella decisiva: hoy es el músculo cordial
la puerta/ todo lo abierto que pueda el aire aguas
de origen/ vinos a caldear para el invierno

arde cada latido/ quiebra cintura mi existencia
pregunto por las palmas y el molde/ cuanto aún
pueda amasar: las confluencias/ el flujo mismo
quienes trasponen noche y luz en los confines
alguien responde/ quetzalcóatl muerde su cola

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración:  Quetzalcóatl

26 de noviembre de 2017

los otros



al otro lado del muro/ en provincias
de la lengua y confines del silencio/ sin
propósito social/ sin máscaras ni aplausos
son peca no código de barras/ jubilados
junto al coro de cartones sin siquiera
ver el juego/ blancos de la discriminación

nueves y ochos de la espera/ vana ilusión
del oro innumerable/ del cóncavo orondo
o el áspero arsenal de bastos/ quedan sólo
aceros de esperanza por ejércitos vencidos
sin nación ni merced/ sin fama les dicen
falsos vivos/ ni el embrollo los prohija


© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –mazo de naipes españoles-, 2017

Ilustración: Gestiopolis (c)

junio 30



para ordenar un caos personal/ me falta
funes: un memorioso que descubra dónde
la vana memoria desenredó dedos/ alfombró
con su vista y arrastró los pies

         ya no lo tengo/ me arrasan pérdidas
y olvido

pero si me pedís descifrar el laberinto
sólo con la experiencia me basto/ mi carne:
un animal que suspira adentro/ jamás blanquea

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración:  Orangután Samantha (c)

antes del siete



abro la puerta/ y estoy dentro del almacén
de abarrotes: hay cinco o seis/ ya se vuelven por mirar
al extranjero/ yo que pretendo sociedad  de lectura
encuentro observadores/ más de cuatro y menos
de siete críticos a quienes conforma la mirada/ suman
juegos contemporáneos/ ellos: ludópatas en lo ajeno

         me pregunto por el hombre nuevo/ ese sin-
número e innumerable que heredará cultura/ los ignoro
como la zorra dio la espalda a las uvas: parece lógico
quedarse sin palabras/ ni cristalino/ ni formas
que impuso el lenguaje hasta ayer nomás con sólo coraje:
las huellas detrás/ manchas que disuelve el meteoro

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –mazo de naipes españoles-, 2017

Ilustración: Ideas Claras (c)

24 de noviembre de 2017

luz


Era Rodolfo, de 91 años, cirujano
jubilado. Muchas veces dialogó
con su parca en otros

A los amigos que despiertan:
Rubén, Isabella, Daniel, Dardo
y muchos más

lo supe esta mañana/ la bala perforó el mundo
antes que la calavera/ a su paso hizo luz en el
manual de historia/ puso fin a tanta fiesta
y cerró grifos a la mentira/ recién ahora cuando
leo –mis amigos dicen- el poema pone límites
a la misma dictadura/ muestra final la luz en otro
muerto/ cristo del cambio y sangre de resistencia:
lo supe esta mañana/ al cabo de noches y olvido



© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración: Nature and its best (c)

23 de noviembre de 2017

cuatro



gatos locos/ otros tantos días que vamos a vivir del
sábado al martes de carnaval/ por ellos no dan
nada ni por ella tampoco: es miserable/ de viejas no
suma ni abulta
                   cuatro puñales para sólo un puño
las copas vacías/ oros de cambio/ astillan los bastos
al primer golpe por secos que llegan/ dos y dos
suman poco y parece que nunca alcanzan

                   aunque les resta fe: van por el siete
con su rey/ y al triunfo faltaenviden las buenas con 31

si es así: mostralos

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –mazo de naipes españoles-

Ilustración:  Los cuatro

escaleno




contengo flujos del verso/ graneados de ojo
oídos y memoria/ consiste en atención esa filosofía: guardo
cambios de las cosas/ mutación en otros convivientes/ porque
casi todo tiene su conciencia en otra parte/ adentro oculta o fuera
de sí a expensas de temperies: el logos alimenta apariciones
y la magia su cara racional/ sobrevivo mi abismo/ tiendo
gradas al nombre/ cuerdas de amor sobre las aguas

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración:  Santiago Sierra ©

sutura



La palabra uniría los dos bordes
de un abismo infranqueable
Filón de Alejandría

si una gota de rocío despierta saharas/ qué
no hará el ritmo y su palabra de poetas/al descubrirle
bordes por soldar a la existencia/ o llagas a mi noche
        
         esta mañana/ veyrat miguel  desde sevilla
recordó en cioran emil la brecha que aún transcurro
y después/ al leer de dupin jacques aquello del oficio
de tironearle punta a la estrellas/ supe de los muros

         por reparar huecos se trata/ en tiempos
del abismo atarle bordes a la caries/ esos
que filón de alejandría/ filósofo hebrero soldaba/  veinte
siglos hace/ al verter herencias sobre la tempestad

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración:  Faro de Alejandría

19 de noviembre de 2017

cursiva


((lee Néstor Ramón Alonso
24.05.2017))

el gris en las cenizas/ al menos
apagado el color/ en torno a la lámpara
cuando la mariposa descubre al poeta
de frente a su escritura

carga bordes consigo la oscuridad
y es habitual su término a grupas
del brillo/ tras cada impacto alguna queja
por donde fuguen tiempo/ intensidades
cierta fama

porque la lectura conlleva
memoria/ porvenires/ ardor en solitario

desde visión foránea
es cursiva su letra/ línea sinuosa
allí cabe un verso al menos/ su lectura es
gloria de sabiduría y otra vez
lluvia de grises: un tapiz por donde
tienda sañas el poema

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración:  Richard Kelly (c)

aniversarios




este país mío de las velas/ de mayo para
julio muerde el frío/ hiela en sangre de cadáveres
abandonados: malvinas/ estación al sur
la escarcha viola flores de una muerta

mi país/ cautivo de vejación festeja libertades
a la vista/ no es idea sino técnica de uniforme
el calzado repica/digo espeja voces
este país mío su contraste y rojo de mareas

filiación americana/ negro sobre blanco zarpas
del tirano/ hay pies sobre la diosa y llueve

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración: Alta Magia (c)

parto final invento



dios de minúscula o mayúscula termina en personaje
dicen/ él flota en todo humano/ es visita en la pregunta vacía
por creencia y culto/ raíz y semen/ químicas o bang  menos
grande o el mayor/ con historia de la eternidad lo ocupa
borges en su hoguera de sucesos: la triple dimensión/es
quien monta guardia al confín del laberinto/ minos
minotauro o ese monigote infantil que repiten sondeos
de gabinete/  la verdad dicen o la luz: rompimientos o
profecía del celeste/ verdad y esclavitud/ todas belleza
o fealdad da igual/ el mancebo dispuesto/ la posesión
femenil o masculina

palabra sinfines del miedo y justificación/ del amor dicen
y de la principal diferencia cultural/ un simple personaje
bandera/ único actor del interminado elenco

a él se atribuyen las hazañas y la misma lámpara
que a un tiempo revela y discrimina/ solo
a las puertas/ siempre multiplicado
porque uno no alcanza
monarca del poder
parto y partero
rey dicen
dicen
dios

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración: Pablo Picasso (c) y Lubomir Hij (c) 

los dos o tres



porque a solas todo acaba pronto/ aún
cuanto no comenzó a suceder/ digo entonces
al menos dos o tres para pelar un hueso
con prudencia/ resultas a la vista brillo o colmo
desnudos/ del deseo: jadear y comprender

         dúo para pelea/ esa ya no acaba
más/ y sentido de acero en sangre ajena/ tríos
a por copas con escores de botella a la salud
y en equidad/ a las fortunas nada como oír
un tintineo previo a verle fondo en los bolsillos

y no habrá vértices o triángulo/ ni fuego posible
propicio al cosechero/ sin dos o tres de basto
a salvo de humedades/ ni piel ni culto estómago
o amor/ ni vuelo o colores en columnas
hay humo al terminar/ sí/ disipa/ y a solas otra vez

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –mazo de naipes españoles-, 2017

Ilustración:  No todo (c)

ciencias




acaso el silencio diga/ colapsó mi puente
un sueño/ la distancia vuelva a ser abismo/ solitud
y espera por magias de la noche/ o llamadores de la luna
         sin embargo late el idioma/ brotan raíces
cuando repica la memoria: mientras lo dicho funde aterido
las extremidades prolongan auroras/ a resguardo de interior

         sólo ciencias del ver y escuchar surten regreso

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017


Ilustración:  Trina Merry ©

14 de noviembre de 2017

los ases



ojo de borrasca/ fuente que prolonga
la fractura y gota original/ imagen de alborada
secuencia presentida/ impuesta representación o sino
de estamento/ germen social/ presión corporativa/ as
y manga: aparecido y rúbrica/ cuatro voces del silencio

allí donde el secreto muere/ una espada rasga
velos/ el latifundio acumula y la gleba obedece
al cabo el oro otorga ganancia ajena/ aunque el comercio
siempre deja vuelto al fondo de las copas/ tal el mundo
reparte cuatro poderes su reino/ habrá rebaños detrás la fuerza

del número/ un calculado destino ajeno al azar/ al mazo
extraño a solitarios de trono/ a estos unos donde onán se engulle

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes –mazo de naipes españoles-, 2017



Ilustración:  Es la pluma ©

temperies



mi tiempo es madurez de cinco hijos
y sonrisas de retoños/ estoy por lo que suma
cuanto reste/ ahora sin peros en la lengua soy
ocasión y memorial/ el sabor/ también el paladar
mi crítico el fenómeno/ su ciencia/ viaje y transeúnte

         por qué preguntan/ yo escribo en frío:

         no basta el tiempo/ acaso fallé la cuenta
vi un relámpago me faltó el estallido/ sin lecho
ni mar el ancla a pique/ oficio de caricias sin piel
de frente/ pupilas dilatadas para un sinfín en mi caída
me llamaron al apunten/ y sólo llegué después del fuego

© Carlos Enrique Cartolano. Abarrotes, 2017

Ilustración: Sergio Zevallos (c)